Comunicado de las Abejas a 15 años, nueve meses de Acteal

Organización de la Sociedad Civil Las Abejas

Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal

Acteal, Chenalho’, Chiapas, México

Fuente: Enlace Zapatista

22 de septiembre de 2013

A las Organizaciones Sociales y Políticas

A las y los Defensores de los Derechos Humanos

A los Medios de Comunicación Alternativos

A la Prensa Nacional e Internacional

A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

A las y los Adherentes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

Hoy nos encontramos reunidos en este santuario de los mártires de Acteal a 15 años y 9 meses de que nuestros hermanos y hermanas fueron masacrados cuando estaban en ayuno y oración pidiendo paz y tranquilidad del pueblo de Chenalhó. Ahora que nuestros hermanos zapatistas terminaron su escuelita y que el gobierno de Enrique Peña Nieto quiere imponernos su propia escuelita por la fuerza mientras los maestros resisten en las calles y en las plazas, nosotros de la Sociedad Civil de las Abejas también queremos hacer nuestra aportación al tema de la educación en este comunicado. Primero vamos a hablar de la Historia Verdadera, la historia que el gobierno no quiere que se conozca pero que nosotros sabemos que es necesario recordar para que no se vuelva a repetir como está pasando ahora en nuestro municipio de Chenalhó. Después vamos a hablar de lo que enseña el gobierno, no nada más en las escuelas sino con sus acciones y omisiones. Finalmente vamos a decir los frutos que da la educación del gobierno.

1) La Historia Verdadera

Lo más importante de recordar es POR QUÉ sucedió la Masacre de Acteal: Los que fueron masacrados en aquel año es por no estar de acuerdo de cooperar para la compra de armas y municiones para ir a matar a los bases de apoyo del ejercito zapatista de liberación nacional, de no querer participar en la quema de casas y robos de pertenecías. Por eso fueron amenazados de muerte, fueron quemadas sus casas y tuvieron que salir en sus comunidades de origen. El 22 de diciembre de 1997 fueron masacrados, hombres, mujeres, ancianos, ancianas niños, niñas, cuatro que no nacían y fueron sacados a cuchilladas en el vientre de sus mamás. Por más de 4 años fueron desplazados.

También es importante recordar algo que se quiso olvidar desde que la PGR atrajo la investigación de la masacre de Acteal en 1998. La masacre no fue un hecho aislado sino que fue la culminación de una serie de hechos de violencia realizados por los paramilitares, amenazas, secuestros, quema de casas, robo de pertenencias, homicidios, desde el mes de mayo de 1997. La violencia fue creciendo porque las autoridades nunca defendieron la justicia y se la pasaban haciendo “mesas de diálogo” que no servían para nada, igual a como está pasando ahora con el problema de la colonia Puebla.

Es importante dar a conocer públicamente que la Colonia Puebla y la Colonia Miguel Utrilla Los Chorros, fueron los principales organizadores de los paramilitares. En la colonia Puebla el pastor presbiteriano Agustín Cruz Gómez dirigió la compra de armas y los ataques contra los que se negaron a cooperar a comprar armas para matar zapatistas. No lo estamos inventando porque nosotros lo vimos y lo vivimos. Los mismos hermanos que ahora se han tenido que desplazar por segunda vez fueron amenazados y golpeados por Agustín Cruz Gómez y sus paramilitares en 1997. Agustín Cruz Gómez es el comisariado ejidal que ha encabezado en este año los ataques contra los católicos de Puebla. Eso no lo quieren ver las autoridades actuales que insisten en que el problema de Puebla es nada más por un terreno. Ese problema no es más que el pretexto para atacar a todos los que no hacen lo que ellos quieren, igual que en 1997.

Jacinto Arias Cruz era presidente municipal de Chenalhó en 1997. El 25 de diciembre de 1997 cuando nosotros los sobrevivientes ya llevábamos al sepulcro a nuestros hermanos masacrados, Jacinto cargó en los vehículos del H. Ayuntamiento a los asesinos para reunirse con ellos en la cabecera de Chenalhó. Jacinto Arias es originario de la col. Puebla y fue el único paramilitar de este paraje que fue encarcelado. Salió de la cárcel, gracias a la Suprema Corte de la Nación, el 10 de abril de este año. El 29 de abril empezaron los problemas en Puebla.

2) Lo que enseña el gobierno

En la materia de “Historia” el gobierno enseña primeramente a confundir la historia y ocultar la verdad, pero ya no vamos a hablar más de sus mentiras porque ya dijimos cuál es la verdad. Junto con la “Historia” va la materia de “Formación Ética y Cívica”. Esta materia se desarrolla en dos unidades. La primera se llama “Caso Acteal” y su objetivo es: “Que los mexicanos sepan que si están con el gobierno pueden cometer cualquier crimen y quedarán libres”. La segunda unidad se llama “Profesor Patishtán” y su objetivo es: “que los ciudadanos sepan que si están en contra del gobierno aunque sean inocentes caerán en la cárcel”. El encargado de supervisar que se cumplan los objetivos es naturalmente el Secretario de Educación Emilio Chuayffet que estuvo también encargado de supervisar la Masacre de Acteal desde la secretaría de gobernación. Como profesores están los jueces, magistrados y ministros de la corte encargados de liberar a los criminales y mantener presos a los inocentes para que las lecciones queden bien grabadas en los alumnos.

3) Los frutos de la educación que da el gobierno

Las enseñanzas del gobierno en la primera unidad se pueden resumir en una palabra: IMPUNIDAD. La impunidad es la semilla de la que finalmente crecen los frutos que se están viendo ahora en Chenalhó con el problema de Puebla. Agustín Cruz Gómez, pastor presbiteriano y comisariado ejidal de Puebla aprendió muy bien la lección. Nunca fue castigado por todo lo que hizo en 1997, por eso ahora en 2013 ha seguido cometiendo delitos sin preocuparse de que le apliquen la ley: él y la gente que él encabeza han allanado propiedad ajena, robado, destruido el trabajo de los católicos, secuestrado al sacerdote Manuel Pérez Gómez párroco de Chenalhó, han levantado falsos testimonios, incitado a la violencia, golpeado y amenazado de muerte nuestros compañeros y al párroco de Chenalhó y ¿qué hacen las autoridades? Les piden que firmen un papel y les prometen apoyos económicos. Naturalmente ellos siguen cometiendo delitos esperando su premio como sus compañeros paramilitares que fueron premiados con dinero, casa y terreno cuando salieron de la cárcel.

Los frutos amargos de la impunidad son los que se están viendo ahora en Puebla:

El pasado lunes 26 de agosto llegaron a desplazarse en Acteal, las mujeres niños, niñas, ancianas llorando y llegaron con un solo ropa. Los que conocemos la verdadera historia dijimos desde el principio del problema que si seguían actuando como siempre las autoridades esto iba a pasar y así fue como lo dijimos.

Los que no aprendemos la “Formación Cívica y Ética” que enseña el gobierno, los que tenemos otros maestros, los sobrevivientes que somos, recibimos con el corazón humilde y con los brazos abiertos porque sabemos que la palabra de Dios dice: respeta a tu padre y madre para que se prolongue tu vida sobre la tierra que tu Dios te da. No mates, no cometas adulterio, no robes, no des falsos testimonios contra tu prójimo, no codicies la casa de tu prójimo, no codicies su mujer, ni sus servidores, su buey o su burro, no codicies nada de lo que pertenece. Con estas palabras Dios todo poderoso que nos guía en el buen camino.

Los que provocaron el desplazamiento forzado fueron las autoridades de la colonia, en especial el comisariado ejidal pastor presbiteriano, Agustín Cruz Gómez, Juan López Arias presidente del consejo de vigilancia, Javier Cruz López patronato de obra, Lorenzo Gutiérrez Gómez agente rural y otros ex autoridades. Estas personas que se dicen cristianas deberían respetar los mandamientos de Dios. Pero no hacen eso, sino que quieren quitar el predio de la iglesia católica, pusieron gasolina al maíz, al frijol y todo lo que tenían a los hermanos, quemando casas y desplazaron a los hermanos creyentes de Dios, católicos y también dos familias bautistas. Hermanos y hermanas creedores de la palabra verdadera, les invitamos a que no confunden en el camino de Jesús y que no crean de lo que dicen los presbiterianos, les decimos que los que predican la buena nueva no son los que buscan problemas y se portan igual a las autoridades de este mundo.

En su plan de educación el gobierno ha sabido juntar y a los padres de familia y a sus hijos. Así, el pastor Agustín Cruz Gómez ha enseñado a los niños y jóvenes de Puebla que pueden cometer delitos y no les va a pasar nada. El fruto de esta enseñanza se puede ver en los más de 100 jóvenes quienes llevaban piedras en la mano para impedir el retorno de los primeros desplazados. Y también en los cerca de mil jóvenes y niños que reunieron para que le gritaran e insultaran al padre Manuel cuando lo secuestraron. Los 3 niveles de gobierno (municipal, estatal y federal), los poderes ejecutivo y judicial, están trabajando así para formar a las nuevas generaciones de mexicanos.

4) Conclusiones

El caso Acteal ya no está en mano de los ministros de la suprema corte porque en México ya no hay justicia; por eso en 2005 se presento en la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos. Hoy estamos firmes de exigir la justicia. No vamos a descansar ni a desanimar de exigir la justicia para nuestros hermanos masacrados. Estamos seguros de que tarde o temprano vamos a lograr el resultado de nuestra lucha.

Hoy vamos a exigir a que se haga justicia a los hechos cometidos en el ejido Puebla: que se castigue a los actores de la agresión que sufrieron tres hermanos Juan, Mariano y Luciano que fueron llevados a la cárcel aunque no cometieron ningún delito. El hijo de Francisco López Santis recibió golpes y agresiones, un niño no comete ningún delito hasta que es guiado por su padre como hizo el pastor Agustín. También exigimos la justicia a que se castigue quienes golpearon a nuestro párroco de Chenalho Manuel, lo metieron en una letrina más de 5 horas por solo visitar a los que sufren.

También queremos seguir exigiendo la justicia por nuestro hermano profesor Alberto Patishtán Gómez a que se de la libertad porque ya lleva mas de 13 años sufriendo injusticias. Les decimos a los magistrados del tribunal colegiado del Tuxtla Gutiérrez cometieron un gran injusticia en Chiapas. ¡Que vergüenza de lo que pasa en nuestro estado porque a los que no tiene delito quedan mas años de la cárcel, pero a los que masacran hermanos que estaban en una jornada de ayuno y oración salen en la cárcel y son premiados por los gobernantes de nuestro país.

Alto a la impunidad en Chiapas y México

No más desplazamientos en el ejido de Puebla

Castigo a los agresores del ejido Puebla

Justicia por el caso Acteal

Libertad a nuestro hermano Alberto Patishtán Gómez

ATENTAMENTE

La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas

Por la Mesa Directiva:

Rosendo Gómez Hernández Antonio Vázquez Gómez

Lorenzo Pérez Ruiz Juan Gómez Ruiz

Elías Gómez Pérez

Lascia un commento

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...