MEXICO: 15 años de impunidad en Acteal

por Germán Hurtado Aldana y Miguel Ángel Álvarez Quintana
Forum en línea

El 22 de diciembre se cumplieron 15 años de impunidad en el caso de la masacre de 45 indígenas en Acteal, en Chiapas. Las organizaciones sociales como la Unión de Colonias Populares y el Frente del Pueblo en La Otra Campaña insistimos en la responsabilidad de la misma del expresidente Ernesto Zedillo Ponce de León en primera instancia, asimismo forma parte de los criminales y asesinos de indígenas quien fuera su procurador, el señor Jorge Madrazo Cuéllar, y de igual manera se suma el señor Emilio Chuayffet Chemor, quien ocupaba la Secretaría de Gobernación y hoy es premiado por Peña Nieto con la Secretaría de Educación Pública.

Se suman a este selecto grupo de asesinos, los señores Julio César Ruiz Ferro, Homero Tovilla Cristiani y Uriel Jarquin; exgobernador, exsecretario y exsubsecretario del gobierno de Chiapas respectivamente. También se encuentran en el mismo el señor Jacinto Arias, expresidente municipal priísta del municipio de San Pedro Chenalhó; Enrique Cervantes Aguirre, exsecretario de la Defensa y principal impulsor del paramilitarismo en el estado, y que también es señalado como el principal artífice de la guerra sucia en la década de los 70 en Guerrero; Adolfo Orive forma parte del grupo, otrora asesor político de Zedillo de la lucha contra los indígenas zapatistas e impulsor del paramilitarismo.

Hace 15 años, a través de uno de sus comunicados, el EZLN nos daba cuenta de cómo alrededor de 60 esbirros y mercenarios del Partido Revolucionario Institucional fuertemente armados atacaron a indígenas desplazados que se encontraban refugiados en Acteal. Por supuesto que estos paramilitares eran patrocinados por el gobierno local y federal.

Así, el gobierno corrupto priísta cobraba venganza a la osadía de los indígenas al haber hecho su aparición al escenario público precisamente el día en que entraba en vigor el Tratado de Libre Comercio, firmado el año anterior. Como resultado de esta masacre, nos informaba el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, fueron asesinados 45 indígenas, entre los que se contaron nueve hombres, 21 mujeres y 15 niños (uno de ellos de un año de edad). Además de los muertos, quedaron siete hombres heridos (cuatro de ellos niños) y 10 mujeres (cuatro de ellas eran niñas), nos informaban los compañeros del EZLN en su comunicado del 23 de diciembre de 1997.

Los autores intelectuales y materiales de esta masacre y en la forma que la realizaron, evidenciaron la xenofobia y discriminación hacia nuestros hermanos indígenas, situación que hasta hoy sigue persistiendo, es decir, no les importa la vida de niños, mujeres y ancianos. Aunado a esto, está como telón de fondo el despojo, la rapiña, el saqueo y la explotación de sus territorios que ancestralmente les corresponden y que además recuperaron una parte después del ascenso revolucionario de aquel sábado 1 de enero de 1994.

Desde el surgimiento del EZLN no ha cesado el acoso, el hostigamiento, la represión el asesinato y las masacres; el punto más álgido lo encontramos en Acteal. Todo el aparato del Estado empeñado en el aniquilamiento de los zapatistas: la policía, el Ejército, los grupos de mercenarios auspiciados por el gobierno federal y local en turno; los medios de comunicación (columnistas al servicio del poder caciquil y capitalista, como Héctor Aguilar Camín quien sostiene la “gran” tesis de que en Acteal hubo un enfrentamiento, es decir, para este lacayo del gobierno no hay culpables de la masacre); instituciones de procuración de justicia (ahí está el nefasto papel de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que liberó a los autores materiales de la masacre de Acteal). Así, los corruptos ministros de la SCJN siempre se han colocado del lado de los poderosos, no hay que olvidar que además de liberar a los autores materiales de los mártires de Acteal, exculparon a los socios y dueños de la Guardería ABC, entre los que se encuentra una familiar de Margarita Zavala, esposa del también asesino y mediocre Felipe Calderón.

Como parte de ese aparato represivo al servicio del gran capital y del poder caciquil, también encontramos a los gobernadores de Chiapas emanados de la “izquierda” oportunista; así, vimos el colaboracionismo de Pablo Salazar Mendiguchía en el periodo del corrupto de Vicente Fox, la misma situación se repitió con Juan Sabines Guerrero y Felipe Calderón; izquierda y derecha de la mano contra los zapatistas. Hoy se repetirá la misma película, pero con la colaboración del PRI-PVEM.

Finalmente, reiteramos la responsabilidad de los arriba mencionados en los hechos ocurridos en Acteal hace 15 años, y quienes deberían de estar en la cárcel, tal cual lo mencionaron hace algunos días los compañeros de Las Abejas cuando hicieron alusión a la responsabilidad de Emilio Chuayffet, de quien dijeron que debería de estar en la cárcel y no en la Secretaría de Educación.

Lascia un commento

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...