CHILE: Nace la gran heroína feminista

por Marianela Jarroud, IPS

Martes 9 de octubre de 2012, puesto en línea por Claudia Casal sur AlterInfos

Julio de 2012 – IPS – “La voz política de las histéricas, santas, brujas, locas, putas y mujeres todas”. Así definen sus creadoras al diario digital La MansaGuman, el primer medio de comunicación feminista de Chile.

“Siempre soñamos con tener una heroína que denunciara la violencia contra la mujer, pero también que nos representara en otros ámbitos”, comentó a IPS la directora del medio, Kena Lorenzini.

El diario La MansaGuman fue creado íntegramente por mujeres y busca develar la desigualdad y discriminación que sufren la inmensa mayoría de las chilenas, en un país marcado por el duopolio periodístico que domina el mercado de medios escritos y digitales.

La empresa El Mercurio y el Consorcio Periodístico de Chile SA (Copesa), propiedad de las familias más ricas e influyentes de Chile, son dueños de 90 por ciento de lo que se publica en el país, por lo cual lanzar un medio de comunicación progresista e independiente no es tarea fácil.

La concentración de medios se traduce además en un monopolio ideológico de derecha, que tiene directa consecuencia en las líneas editoriales, y más específicamente, en las fuentes y las formas de abordar la noticia.

En esa línea, la economista Gloria Maira destacó a IPS que La MansaGuman “vino a llenar un vacío importante respecto de los medios de comunicación y a la información a la que pueden acceder las personas”.

“En general, las mujeres están ausentes en los medios, aparecemos como el dato diferente, o como nota asociada, pero las fuentes en general son hombres, y la voz de las mujeres no está presente. Decidimos que esa era una gran necesidad que había que llenar”, explicó Maira, subeditora del nuevo medio digital.

Añadió que, en general, los temas de las mujeres son manejados con un acercamiento de minoría “y hablan de nosotras como si fuéramos un grupúsculo cuyos problemas no pasan a ser temas nacionales”.

“Nosotras queremos colocar los grandes temas de las mujeres, como la brecha salarial, la segregación del mercado laboral, la despenalización del aborto en todas sus circunstancias, así como problemas de la democracia que afectan a la mitad de la población del país y, por lo tanto, tienen que ser mirados con esa importancia política, económica y cultural”, aseveró.

Lorenzini precisó que “99 por ciento de los medios tienen editores hombres, dueños hombres y, por lo tanto, quienes escriben y hablan en un 85 por ciento son hombres”.

Afirmó que lo más radical de La MansaGuman es que no hay fuentes masculinas, “pero no es un diario digital para mujeres, sino para todos, porque está inmerso en el debate nacional”.

El nombre La MansaGuman se refiere a una gran mujer. Mansa, en Chile significa “muy grande”, y Guman es una deformación de la palabra inglesa “woman” o mujer en español.

En el diario trabaja un grupo multidisciplinario de fotógrafas, economistas, abogadas y orientadoras familiares. Su comité editorial está compuesto por escritoras destacadas, Diamela Eltit, defensora de derechos humanos, Ana González, familiar de cuatro detenidos desaparecidos por la dictadura (1973-1990), y la dirigente de los estudiantes secundarios Danae Díaz, entre otras.

También participan la antropóloga mexicana Marta Lamas, la escritora ecuatoriana Tatiana Cordero y la secretaria general de la Unión de Mujeres Saharauis, Fatma Mehdi, quien también integra la dirección del Frente Popular de Liberación de Saguia al Hamra y Río de Oro, más conocido como Frente Polisario de Liberación.

El financiamiento es 100 por ciento voluntario. La apertura del sitio en Internet y hasta el diseño del diario fueron posibles gracias a las donaciones.

La MansaGuman es “una apuesta periodística crítica y deslenguada”, creada para ser un espacio que relevará a las mujeres, hasta ahora excluidas de la agenda de los medios de comunicación tradicionales, afirman sus creadoras. La idea es que la pauta informativa ponga al descubierto espacios donde las mujeres están presentes, la agenda que las define, qué les importa o qué les afecta.

No hay censura, dicen, pero sí dos requisitos para ser parte del proyecto: ser feminista y de izquierda.

“Ser feminista es un orgullo para las mujeres. Hay algunas que todavía no lo tendrán asumido, pero, si miramos nuestra historia, el hecho de que podamos estar hoy hablando de las grandes deudas de la democracia se debe al movimiento feminista, tanto en el país como en el resto del mundo, en términos de luchar y presionar por el reconocimiento de nuestros derechos”, dijo Maira.

Añadió que, más allá de que muchos digan que el feminismo sigue siendo un discurso trasnochado, “en la medida en que las mujeres seguimos siendo un grupo subordinado, en términos simbólicos, políticos y económicos, sigue hoy más vigente que nunca”.

“Por lo tanto, si queremos aportar a un discurso transformador, hacia una sociedad inclusiva, solidaria, que se maneje con esos valores y principios, evidentemente el feminismo es una corriente de pensamiento, de propuesta que alimenta toda esa transformación”, completó.

Respecto de ser de izquierda, Lorenzini explicó que significa justicia de género, social y económica.

Maira enfatizó: “Nosotras levantamos el puño izquierdo, compañera, somos de las que pensamos que en nuestro país hay un capitalismo salvaje que afecta a la población en su conjunto”.

“Los principios de solidaridad que inspiraron en otro momento a la sociedad chilena se perdieron, pasamos de ser ciudadanos a ser clientes y son las reglas del mercado las que determinan, no sólo la economía sino también la política, el conjunto de valores”.

“Por ello, nosotras también asumimos eso como un posicionamiento político a efectos del discurso que queremos transmitir y motivar y colocar en el debate público”, añadió.

En esa línea es que La MansaGuman pretende ser “la voz política” de las mujeres, para terminar con la “invisibilización” histórica a la que han estado sometidas.

“Tenemos derecho a voto, hay algún tipo de política pública para atender ciertas manifestaciones de la violencia contra la mujer, pero convengamos en que las mujeres seguimos siendo un colectivo subordinado de la sociedad, y todos los marcos indicadores así te lo muestran”, opinó la economista.

Precisó que “en representación política, en presencia laboral, en niveles salariales, en los espacios de toma de decisiones en las empresas, en los circuitos culturales como productoras de cultura, etcétera, las mujeres están en lugares francamente relegados”.

“Creemos que esa es la gran deuda de la democracia con las mujeres y que es necesario abordarla, también desde los medios de comunicación”, puntualizó. En La MansaGuman pueden escribir desde intelectuales hasta sindicalistas, desde pobladoras hasta empresarias. Es decir, todas las mujeres tendrán un espacio.

Los criterios editoriales “no son rigurosos, pero tampoco laxos”, afirmó Lorenzini.

Y Maira advirtió que de ahora en adelante las mujeres podremos estar tranquilas, porque “las histéricas, las santas, las brujas, las putas, todas, van a estar en primera línea siempre”.

“La heroína hará todo lo posible porque así sea”, concluyó.

Lascia un commento

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...