ARGENTINA: A 30 años de la guerra de las Malvinas

por Carmen Victoria Montes

El día 2 de abril se cumplen 30 años del estallido de la Guerra de las Malvinas, cuando la Junta Militar Argentina que gobernaba la nación ordenó en el año 1982, una operación militar para recuperar el territorio usurpado por el gobierno inglés desde el año 1833.

Esta disputa territorial es incorporada a los debates de las Naciones Unidas (ONU) en el año 1960, con la aprobación de la Resolución 15/14, sobre la Concesión de la Independencia a los Países y Pueblos Coloniales, el cual destaca, entre otros aspectos: “En los territorios en fideicomiso y no autónomos y en todos los demás territorios que no han logrado aún su independencia deberán tomarse inmediatamente medidas para traspasar todos los poderes a los pueblos de esos territorios, sin condiciones ni reservas (…)”#

Otros Organismos y Foros Internacionales, tales como: Cumbres Iberoamericanas; MERCOSUR; Asociación Latinoamericana de Integración-(ALADI); Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR); Sistema de Integración Centroamericana (SICA); Cumbres de Países de América Latina y el Caribe (CALC); Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC); Grupo del Río, Parlamento Latinoamericano; entre otros, han considerado el tema de la Cuestión de las Islas Malvinas, para tales efectos, hacen un llamado a los gobiernos de Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte a reanudar las negociaciones sobre la disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas, Sándwich del Sur, Georgia del Sur y los espacios marítimos circundantes, así como continuar las negociaciones a fin de encontrar una solución pacifica al problema.

A pesar de esta posición unánime a nivel internacional, el gobierno inglés incurre en constantes violaciones a cerca de 40 Resoluciones de las Naciones Unidas, y hace caso omiso a las recomendaciones y declaraciones de organismos y foros internacionales. Acciones tales como: las actividades de exploración y explotación de recursos naturales renovables y no renovables; y la realización de ejercicios militares en el territorio en disputa, han provocado el rechazo enérgico del gobierno de la República de Argentina en diferentes oportunidades y de la Comunidad Internacional.

El conflicto por la soberanía de las Islas Malvinas vuelve a entrar a una etapa conflictiva, en esta oportunidad por la pretensión del gobierno británico de militarizar el Atlántico Sur e introducir armamento nuclear en Las Malvinas. Este acto hostil fue denunciado por el Canciller Argentino, Héctor Timerman, en las Naciones Unidas y a raíz de ello, el país sureño implementó las siguientes medidas: Prohibición de ingresar al Puerto de Ushuaia de dos cruceros turísticos con bandera británica que habían atracado en las Islas Malvinas; Llamado a los empresarios argentinos a sustituir productos importados desde el Reino Unido; y los dos vuelos que salen desde Chile y aterrizan en Río Gallegos, partan desde Buenos Aires hacia las Islas Malvinas con la bandera de Argentina.

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, efectuó un llamado a respetar la Resolución 2065 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, acogida en el año 1965, la cual invita a ambas naciones a proseguir sin demora las negociaciones, a fin de encontrar una solución pacífica al problema. El hecho de haber aceptado formalmente la mediación del presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), Nassir Abdulaziz Al-Nasser, es muestra que el país sureño quiere solventar por la vía diplomática y pacífica la diputa con el Reino Unido por la soberanía de las Islas Malvinas, sin embargo éste último continua irrespetando las Resoluciones emitidas por las Naciones Unidas sobre la cuestión de las Islas Malvinas, colocando así en tela de juicio una vez mas el prestigio, respeto y gobernabilidad de este Organismo Internacional.

El gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte al desconocer las Resoluciones de la ONU, esta incumpliendo con los principios y propósitos consagrados en la Carta de las Naciones Unidas. Esta violando al mismo tiempo, la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados, en especial lo relacionado con la observancia de los Tratados, “Pacta sunt ervanda”, la cual destaca que: “Todo tratado en vigor obliga a las partes y debe ser cumplido por ellas de buena fe”#. Igualmente este país, incurre en Responsabilidad Internacional; porque el incumplimiento de una obligación internacional por parte de un Estado da lugar a ello y obliga al Estado a reparar el daño material o moral causado.

El tema de la soberanía de las Islas Malvinas se ha convertido en un tema de preocupación regional y mundial. En este sentido debemos continuar expresando nuestra solidaridad con la hermana República de Argentina e impedir que situaciones lamentables como las ocurridas en el año 1982, puedan repetirse. Mercosur y la Unasur, acogieron la firme decisión de impedir el ingreso de embarcaciones que enarbolen la bandera ilegal de las Islas Malvinas. Por su parte, la República Bolivariana de Venezuela, también efectuó de manera pública su solidaridad con la nación argentina, al respaldar las diferentes Resoluciones acogidas por la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la cuestión de las Malvinas y rechazó la escalada militar promovida en la zona por el Reino Unido.

Ante la tensión diplomática que existe actualmente entre ambas naciones, la presidenta Cristina Fernández destacó que irá el 14 de junio al Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, pero éste organismo más que un simple llamado a reanudar las negociaciones entre ambas naciones debe invitar al Reino Unido a cumplir las normas del derecho internacional. En este escenario de incumplimientos por parte de las potencias extranjeras, la recién creada Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños tiene un rol fundamental que jugar, porque a través de la unión de los países Latinoamericanos y Caribeños, podemos lograr una vocería única en los Organismos Internacionales, en temas de interés para la región que pongan en peligro la paz, el desarrollo y el bienestar de nuestros pueblos.

Puesto en línea por SurAmericaPress el 18 de  Marzo 2012

Lascia un commento

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...