ECUADOR: Acuerdo de comercio con la UE.

¿Ecuador entre la espada y la pared? 

Entrevista con Katiuska King Mantilla, ex ministra coordinadora de la Política Económica de Ecuador. 

por Eduardo Tamayo G., periodista ecuatoriano

El gobierno del Ecuador, representado por el canciller Ricardo Patiño, retomará el 19 de marzo las conversaciones con la Unión Europea con la mira de buscar un acuerdo de comercio bilateral.

Los sectores empresariales bananeros, camaroneros y pesqueros ejercen fuertes presiones sobre el gobierno de Rafael Correa con el fin de que firme un acuerdo de comercio aduciendo que si no lo hace perderían los beneficios arancelarios a partir del año 2014 contemplados en el denominado Sistema General de Preferencias Plus.

El comisionado europeo Karel de Gucht también se ha pronunciado por que Ecuador suscriba un acuerdo bilateral con la Unión Europea (UE) argumentando “que es la mejor solución a largo plazo para que Ecuador asegure su acceso a los mercados de la UE”.

Con estas presiones se quiere poner a Ecuador entre la espada y la pared. O firma un acuerdo de libre comercio con la UE en los términos que ya lo han hecho Colombia y Perú (y que está en espera de su ratificación por el Parlamento Europeo), o quedaría fuera de los beneficios arancelarios pues la Unión Europea está haciendo un redireccionamiento de la política internacional hacia países más pobres, según Gucht.

Ecuador, sin embargo, ha optado por un sendero diferente de aquellos países que han escogido los tratados de libre comercio y que han tenido, en el caso de México, la expresión más alta de su rotundo fracaso. Ecuador se unió a aquellos países que rechazaron el ALCA y luego optó por la misma posición cuando sectores empresariales pretendían la suscripción de un TLC con Estados Unidos en función de sus intereses particulares.

Un tratado de libre comercio con una Europa en crisis y dominada por la derecha neoliberal tendría consecuencias imprevisibles para el Ecuador pues no solo beneficiaría a unos sectores y perjudicaría a otros (la mayoría) sino que impediría plantear una estrategia de desarrollo distinta, especialmente si se aceptan los condicionamientos en materia de propiedad intelectual, compras públicas y servicios, que van mucho allá de lo contemplado en la Organización Mundial de Comercio, beneficiando enormemente a sus transnacionales.

Katiuska King Mantilla, ex ministra coordinadora de la Política Económica de Ecuador entre abril 2010 y octubre 2011, expone, en la siguiente entrevista, los argumentos por los que el Ecuador debe resistir a los cantos de sirena del libre mercado.

¿Qué interés tiene la Unión Europa, que están en crisis, en firmar un tratado de libre comercio con Ecuador?

Claramente, un eurodiputado español ha planteado que ellos quieren avanzar en los acuerdos tanto con Centroamérica como con la Comunidad Andina, en este caso Colombia y Perú, y con Ecuador, para tener las mismas condiciones que ya cuenta Estados Unidos, es decir ganar mercados, pero en condiciones similares a las que ya tiene Estados Unidos (que ha firmado tratados de libre comercio con Centroamérica, Colombia y Perú). Para el caso de la UE, los acuerdos son mucho más fuertes de lo que fueron los TLC con Estados Unidos.

Pero Europa está en crisis, ¿eso hace que busque salidas a través de este tipo de acuerdos comerciales?

Debido a que tienen un problema interno de consumo, de demanda interna, lo que quieren es buscar mercados afuera, pero para buscar mercados afuera no solo quieren tener la posibilidad de vender sino de vender bajo condiciones favorables, condiciones donde puedan exportar más en la mismas condiciones que lo hacen sus competidores, y de esa manera sacar la crisis hacia las ventas internas.

¿Qué interés puede tener la UE en incursionar en Ecuador que es un mercado pequeño?

Bueno ahí tenemos dos aristas, siempre cualquier mercado es deseable tal vez no para los grandes sino para los medianos, entonces cualquier mercado adicional es importante, y sobre todo de alguna manera se le está poniendo al país entre la espada y la pared, diciendo tienen que hacerlo porque el acuerdo entre Colombia y Perú está en su fase final, por lo tanto si no hacen eso se quedan sin nada y pierden el acceso al mercado europeo, cosa que no es cierta.

¿Quienes serian los beneficiarios de un acuerdo comercial con la Unión Europea?

Serían los agroexportadores, pero sobre todo los bananeros, con eso lo que haríamos es mantener la misma matriz productiva primario-exportadora y lo que haríamos sería garantizar aranceles más bajos para ellos y evidentemente los ganadores serían los importadores de productos europeos.

¿Qué otros grandes productores se beneficiarían?

Además de los productores de banano, los productores de camarón y también, algo, flores.

¿Qué es lo que plantea el sector bananero?

Aquí hay una discusión bien interesante, porque el banano ha sido un producto que se ha sometido a las reglas del juego europeo, aquí hay un chiste que dice que fuera bueno que reglamenten el tema del banano (el tamaño, diámetro, etc.) como lo hacen con las plantas nucleares, porque es impresionante los requisitos que piden al banano ecuatoriano, y éste cumple con las normas pero es sometido a un trato discriminatorio en relación al banano de las ex colonias que no tienen arancel. El Ecuador ha ganado todas las mesas en la OMC, pero nunca se llegó a aplicar las retaliaciones y a corregir el problema en sí, hasta que en el año 2009 el Ecuador dijo no sigo con las negociaciones hasta que no se resuelva el problema del banano. Lamentablemente la resolución del tema del banano no fue en las mejores formas porque se llegó al arancel que se estaba hablando al principio, que es de 114 dólares por tonelada, y ni siquiera ahora sino que se va lograr eso en el año 2016 recién. La negociación no fue buena para bajar el arancel y en los acuerdos de libre comercio consiguieron que tengamos un arancel de 75 dólares en el 2016, por lo tanto, la diferencia no va ser ahora sino en el 2016- 2017, pero esa es la presión, hacerlo ahora para poder conseguir un arancel preferencial, pero, como lo he dicho, los temas comerciales, la inserción del banano y de los otros productos no dependen solo de los aranceles.

¿Qué sectores se verían afectados por un acuerdo de libre comercio con la UE?

Aquí tenemos un problema complicado, porque cuando hablo de beneficiarios estoy hablando simplemente de reducción de aranceles, pero un acuerdo como el que nos está proponiendo la UE tienen elementos muy graves en términos de servicios, propiedad intelectual, compras públicas, que limitarían cualquier posibilidad futura de cambiar su matriz productiva, entonces no solo deberíamos verlo en términos de perdedores sino en términos de las limitaciones que tendría el Estado, porque el acuerdo lo que pretende es, para simplificarlo, quitar todas las regulaciones estatales para que sea el mercado el que pueda proponernos el proyecto de país, y eso evidentemente significa mantener un proyecto de país agroexportador.

¿Cómo se contrapone este acuerdo de comercio con el régimen del Buen Vivir que está planteando en la constitución del Ecuador?

Hay una contraposición inicial, porque los TLC lo que pregonan es la liberalización para asegurar mayores mercados, es decir que tengamos las menores barreras para facilitar el comercio, y es justamente lo que la Constitución no propone. La Constitución propone acuerdos para beneficios de los países, acuerdos que permitan al país convertirse en una oportunidad para el buen vivir, por lo que hay una contradicción de partida que es lo que yo le mencioné incluso al viceministro de Comercio Exterior del Ecuador (Francisco Rivadeneira).

En términos semánticos, ahora se habla de un Acuerdo de Comercio Multipartes, ¿es lo mismo que un TLC?

Es exactamente lo mismo, este acuerdo que nos está proponiendo la UE es un tratado de libre comercio en el sentido de que propone elementos que van mucho más allá en cada una de las mesas de lo que está convenido en la Organización Mundial de Comercio.

Se ha anunciado que habrá nuevas conversaciones entre el Ecuador con la UE, ¿qué expectativas tiene de esto?

Bueno yo creo que lo que se le va a decir al Ecuador, lo que se le va a preguntar, es si efectivamente está interesado en firmar lo que ya se negoció con Colombia y Perú, y si es que es así, se va a proceder a lo mismo que tiene Colombia y Perú, o sea van a presentar lo mismo que han venido diciendo desde hace más de dos años, desde el 2009, y sobre eso esperarán la decisión ecuatoriana.

Usted dice que un acuerdo de comercio con la UE afectaría el modelo de desarrollo del buen vivir en Ecuador, pero para graficar un poco, qué pasaría con los sectores perjudicados, los sectores agrícolas, los que producen leche…

Algo que se ha venido repitiendo es que supuestamente el acuerdo con la UE es un acuerdo de complementación, porque no competimos con la UE sino que tenemos economías complementarias y yo no estoy de acuerdo con eso, porque la economía europea tiene mucho más subsidios agrícolas, entonces lo que vamos a ver es una pauperización de la población en el sector rural que en este momento ya tiene problemas, ella no se ha beneficiado de esta mejor situación económica en términos generales, y lo que sería es darle mayores presiones, y sobre todo desplazar mucha de la producción nacional, hay sectores sensibles por productos importados.

Hablemos de algunos puntos que usted ha señalado como polémicos, por ejemplo en propiedad intelectual, ¿qué es lo que quiere la UE con el Ecuador?

En términos de propiedad intelectual, la UE quiere ir mucho más allá de lo que se ha negociado en términos multilaterales, ella quiere poder tener el segundo uso de la patente y también tener condiciones prioritarias para poder acceder a nuestra biodiversidad (…) Nosotros tenemos la mayor biodiversidad por km2 del planeta y en este sentido tenemos un potencial para las farmacéuticas impresionante, para ponerlo en términos más simples, quiere reglas del juego muy favorables que le permitan tener acceso y en este caso patentar medicamentos teniendo regalías por mucho más tiempo.

Actualmente, el Ecuador tiene un sistema de compras públicas que tiende a favorecer a la industrias y pequeñas industrias nacionales, ¿qué pasaría con este sistema si se firma el acuerdo de libre comercio con la UE?

Ese es un tema en discusión, qué es lo que se va conseguir, en un primer momento se había planteado la posibilidad de que existan dos rondas, esa posibilidad fue descartada y en este momento lo que se quiere es que exista cierto privilegio para las empresas nacionales, pero las empresas europeas también van a tener interés en participar. Los negociadores dicen que no va a pasar nada porque nosotros somos un mercado pequeño y no van a venir a vendernos los productos, pero Europa está en crisis, necesita mercados así sea un mercado pequeño como el de Ecuador, ellos también tienen una multiplicidad de empresas que necesitan sacar adelante.

En este sentido la UE está planteando que se dé “trato nacional” a sus empresas 

Claro, tener las mismas condiciones que las empresas nacionales, y, de alguna manera hay un tema que todavía está en proceso de negociación y es en qué condiciones, pero básicamente ellos quieren tener acceso al sistema de compras públicas y sobre tener acceso al tema de sectores estratégicos…

Podría ampliarnos sobre este punto, ¿cuáles son los sectores estratégicos?, ¿qué es lo que pretenden ellos?

El Ecuador ha promovido una estrategia de impulso a determinadas obras de infraestructura de los sectores estratégicos, sean estos petróleo, generación hidroeléctrica, y ellos quieren garantizar que sus empresas puedan participar en condiciones beneficiosas, y en este caso ahí si puedan ser objeto de licitaciones importantes, en el sistema de compras públicas los montos son mucho menores, en términos de sectores estratégicos estamos hablando de montos muy importantes. Ellos quieren participar con reglas del juego a su favor.

La firma de un acuerdo comercial con Europa, ¿abriría las posibilidades para otro tipo de acuerdos comerciales con Estados Unidos y otros países?

Si, porque si evidentemente Ecuador adhiere al acuerdo con la UE, (para firmar) un tratado de libre comercio con Estados Unidos no hay ningún problema, se está aceptando todo lo que se venía discutiendo en su momento con el argumento de que en términos agrícolas no sería tan grave, y yo digo aquí, estamos simplificando las cosas, no se están analizando los otros temas que son también muy importantes y las implicaciones que tendría el acuerdo en término de servicios. Yo no comparto el criterio de que somos complementarios con Europa y que Europa tiene un trato más suave hacia el Ecuador. Luego de una firma de un tratado de libre comercio con Europa luego de haber ratificado un acuerdo con Colombia y Perú, no habría razón por la que no se pueda firmar un acuerdo con Estados Unidos.

Esto vendría a contradecir la Constitución y la propia política del gobierno que de alguna manera tiende a favorecer al mercado interno…

Aquí hay dos posiciones, no estamos diciendo que se acaben las exportaciones, pero tampoco puede convocar a los otros a que dejen de existir, tiene que haber un equilibrio. Un tratado de libre comercio es la expresión máxima de la desregulación de mercados o de las políticas neoliberales que se han venido aplicando, por lo tanto habría una inconsistencia si se llega a firmar, porque esto no iría en beneficio del país y no permitiría plantear una estrategia de desarrollo distinta.

Esa sería la consecuencia más grave que usted ve….

Estoy poniendo en términos generales, pero las consecuencias serían muy graves en muchos sectores, no hemos entrado en el detalle, pero, por ejemplo, hay la imposibilidad de aplicar políticas públicas, por ejemplo para la banca, la imposibilidad de imponer ciertas regulaciones. Hay algunos elementos muy complicados y sobre todo hay otra demanda que plantea la UE, y es que el Ecuador si adhiere al acuerdo con Colombia y Perú, no denuncie los tratados bilaterales de inversión…

En América del Sur existen países como Argentina, Brasil, que no han firmado este tipo de tratados de libre comercio, ¿el Ecuador puede vivir sin tratados de libre comercio?

El Ecuador ha vivido sin firmar tratados de libre comercio, entonces básicamente habría que preguntarse es si son necesarios, no siquiera me remito a las experiencias de afuera donde vemos que muchos países no lo han hecho y pese a eso tienen buenos resultados económicos juzgados desde la perspectiva tradicional de crecimiento y desempleo. El Ecuador no ha firmado tratados de libre comercio y para el 2011 va a terminar con una tasa de crecimiento del 9% y una tasa de desempleo del 5%, por lo tanto no habría que dejarse presionar por los grupos empresariales que lo que quieren es condenar al país al statu quo productivo en el que nos encontramos y que también hay un reconocimiento de que el gobierno tiene una gran deuda con el sector productivo, porque hay políticas que no se han realizado, que no han llegado a su parte final, y ahí uno se pregunta si tenemos esta deuda , ¿cuál va a ser la respuesta? ¿Un TLC? ¿Con eso vamos a corregir los problemas productivos? Con eso simplemente vamos a mantener lo que tenemos, eso no es una política productiva y no podemos asimilar un tratado de libre comercio que va a perjudicar más a los productores con una política productiva que es lo que se debe ir generando en los próximos años.

Ya hay experiencias de acuerdos de comercio firmados por Chile y México con la Unión Europea, ¿cómo ve esa experiencia que ya existe y que no debe volver a repetir el Ecuador?

Aquí le compartiría la visión de los mismos mexicanos de lo que ha representado el acuerdo con la UE, y ha sido básicamente desastroso. No ha ayudado para nada a la economía mexicana, pero quiero compartirle algo más, nosotros decimos que los tratados de libre comercio son negativos para economías similares a las nuestras que tienen competitividades más bajas. Pero también es importante saber cómo los canadienses ven los efectos del NAFTA, del tratado de libre comercio con Estados Unidos, los canadienses, que tienen una economía mucho más desarrollada e industrializada, han visto que este tratado les ha perjudicado, y así seguimos pensando que los tratados de libre comercio son la solución a los problemas entonces hay que ser más serios en el análisis y no repetir verdades a medias o verdades de Perogrullo que no son verdad.

Finalmente, cuáles son las salidas, las alternativas frente a los acuerdos de libre comercio…

Aquí tiene que haber una estrategia comercial de posicionamiento de productos, articulada, de diferenciación de nuestros productos, existen alternativas, el comercio justo, el comercio orgánico, como también pensar una política productiva atada a las cadenas productivas de base, es decir que no sean los exportadores, los intermediarios los que se beneficien sino los sectores productores.

Qué papel le asigna a la integración….

A nivel de integración hay muchas posibilidades, pero no integrarnos como tradicionalmente ha sido, a través de rebajas arancelarias, sino integrarnos a través de encadenamientos productivos y con la posibilidad de construir un proyecto conjunto donde se tomen en cuenta las asimetrías de los países con un menor tamaño.

Puesto en línea por Alainet, América Latina en Movimento 

Lascia un commento

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...