GUATEMALA: Medicina ancestral alternativa

por Lidia Masi

jose linares guatemala suramericapressEl experto guatemalteco en salud integral comunitaria José Linares dice que la medicina ancestral en su país es una forma curativa que atiende a hombres, mujeres y niños a través de la Asociación de Terapeutas para el Rescate y Promoción de la Medicina Ancestral y Holista (ASO-RAIZ). En muchas comunidades hay centros de salud estatal pero con pocos o ningún medicamento, por tanto la medicina ancestral, es la alternativa a la indiferencia del Estado.

Escribir de las medicinas ancestrales que se practican todavía hoy en el pueblo de Guatemala, es reconocer un sistema de conceptos, creencias, prácticas y recursos materiales y simbólicos – destinado a la atención de diversos padecimientos y procesos desequilibrantes –, cuyo origen se remonta a las culturas prehispánicas.

El experto guatemalteco en salud integral comunitaria José Linares dice que la medicina ancestral en su país es una forma curativa que atiende a hombres, mujeres y niños a través de la Asociación de Terapeutas para el Rescate y Promoción de la Medicina Ancestral y Holista (ASO-RAIZ). En muchas comunidades hay centros de salud estatal pero con pocos o ningún medicamento, por tanto la medicina ancestral, es la alternativa a la indiferencia del Estado.

¿Cuándo y dónde se crea esa entidad?

En el año 2005, nueve años después de la firma de los Acuerdos de Paz, se crea la Asociación de Terapeutas para el Rescate y Promoción de la Medicina Ancestral y Holista en el municipio de Zaragoza, Departamento de Chimaltenango, Guatemala. Es importante mencionar que en sus inicios, no contábamos con jurisdicción inscrita y después de cumplir con trámites burocráticos, ahora ya tenemos sustento legal.

¿Cuáles son sus principales objetivos?

Creemos que las causas que originaron el conflicto armado interno, aún están vigentes en nuestro país. En ese sentido ASO-RAIZ enfoca sus esfuerzos en la implementación de proyectos sobre salud integral comunitaria, dirigidos hacia la población más necesitada por diferentes causas y la afectada por el conflicto, con el fin de contribuir a solucionar los grandes problemas de salud existentes en la población guatemalteca.

Nuestra proyección social, busca la promoción de la salud integral, a través de métodos ancestrales y tradicionales enfocándonos en la recuperación de valores perdidos, dentro del marco cultural nuestro, retomando elementos cotidianos que tienen que ver con la integralidad del ser humano en relación a su contexto inmediato y su convivencia armónica con los elementos naturales que nos proporcionan la vida y el equilibrio, como elemento importante de nuestra Cosmovisión. Creemos que la salud no se circunscribe únicamente en la administración de un medicamento o planta, lo psicosomático tiene mucho que ver hoy en día con las enfermedades que padecemos los seres humanos y si esa parte importante no la tratamos, estamos obviando un elemento esencial en la recuperación de la salud integral. Sobre todo en países como el nuestro que se encuentra en un proceso de superar las secuelas de la guerra reciente.

¿Es medicina alternativa?

Desde el punto de vista de la elección entre una medicina y otra, es decir química y natural, podríamos decir que es “alternativa”. Desde el punto de vista ancestral, es la medicina que nos legaron nuestros antepasados, con métodos y pensamientos diferentes. Es una forma curativa que está presente en nuestras maneras de pensar, en la madre naturaleza, en la tierra, en las plantas, en las comunidades, en el agua, en el fuego y en la luz interna que tenemos todos los que creemos en ella.

¿Qué resultados ha logrado hasta ahora este proyecto?

Ha sido a veces nadar contra la corriente, pero queda la satisfacción en primera instancia, de compartir el conocimiento y luego ver que las familias están retomando conceptos de vida a su favor, los cuales tienen que ver con las formas de alimentación saludable, usando recursos naturales producidos en las comunidades y regiones. Han aprendido a elaborar shampoos naturales haciendo uso de las plantas curativas que ellos tienen en el patio de sus casas, en el campo etc. En El Ixcán por ejemplo, en algunas escuelas de primaria, se han hecho campañas de despiojización (eliminación de piojos), a todos los niños. Esto en coordinación con organizaciones hermanas. Las familias beneficiarias saben ahora hacer cremas para el cutis, pomadas para el dolor, elixires y jarabes para diferentes afecciones.

Es gratificante saber que estas actividades contribuyen en la economía familiar porque si medio litro de shampoo químico, tiene un valor en el mercado de 60.00 Quetzal Guatemalteco (equivalente a 7.68 dólares americanos) con el mismo costo una familia puede elaborar 7 litros. Todo este trabajo se hace dentro del marco de la salud preventiva y alternativas de ingreso económico familiar y colectivo. Las campañas de consulta general, quiropráctica, acupuntura, masaje, desparasitación y fluorización son un componente de suma importancia porque son complementarias al propósito profundo de este proyecto. La cobertura aun es limitada en relación al número poblacional y a las necesidades, pero tenemos la motivación para seguir creciendo. Hemos participado a nivel internacional, apoyando a nuestros hermanos haitianos después del terremoto y compartido estas ideas y trabajo con hermanos peruanos.

¿Se aplica este tratamiento en la zona rural o urbana?

La salud es un derecho humano ineludible que no debería tener tinte político ni discriminatorio. Por tanto si el enfoque de este proyecto es más para el área rural, es por el gran abismo diferencial que existe en cuanto a oportunidades entre uno y otro. En el área urbana, la gente que accede más a lo natural, son las personas que cuentan con información sobre los beneficios de estos tratamientos. Dígase maestros, abogados, personal de ONGS entre otros. Creo que tiene que ver esto con el nivel de conciencia.

¿Qué decir de la situación de salud en Guatemala?

Después de la firma de los Acuerdos de Paz las cosas -en Guatemala- han cambiado mínimamente en el campo de la salud, por ejemplo durante el gobierno de Portillo Cabrera (2000 – 2004), construyó más centros de salud en las comunidades y el presidente Colom logró que la salud sea un servicio gratuito dentro del sistema estatal. Sin embargo en la práctica no siempre es tan cierto. Considero que el sistema de salud presenta problemas de racismo y discriminación. Se encuentra colapsado, con pocos avances en cuanto a infraestructura y ampliación de servicios. Su cobertura no está a la altura de las necesidades y número poblacional. En muchas comunidades están los centros de salud pero con pocos o nada de medicamentos. Los médicos encargados con enfoque cultural son contados si es que los hay. Como no hay medicamentos, el médico solo puede extender recetas, lo que obliga al paciente a pagar en farmacias privadas sus medicamentos. No hay aparatos de resonancia y otros equipos radiológicos actualizados. En ese sentido el médico del hospital remite a centros privados a los pacientes. De hospitales más completos solo tenemos dos, el Roosevelt y San Juan de Dios, ambos en la capital. No tengo números, pero estoy seguro que tenemos mejor presupuesto para el ejército que para salud. El bienestar de la familia y de la persona históricamente siempre ha quedado para última instancia.

¿Atribuye ud. el atraso de las políticas de salud, a la mala administración política de su país?

Es un problema histórico que arrastramos. Desde ese punto de vista, creo que la responsabilidad es de todos, no obstante que nuestro pueblo se ha caracterizado por mantener vigente sus luchas reivindicativas, también es cierto que no hemos sido capaces de articular una fuerza de trabajo unitario inteligente, que nos permita hacerle frente a toda esta situación. Hoy por hoy el flagelo del narcotráfico y el crimen organizado, son el mayor cáncer que acaba con nuestros valores en la sociedad y sobre todo a la juventud y el sector mujer.

¿Cómo explicar, que en Guatemala, teniendo un alto porcentaje de población indígena, haya sido elegido Pérez Molina?

Por un lado, la izquierda no pudo mantener el protagonismo de lucha que se ganó en el contexto de la guerra popular. Al contrario considero que su fragmentación se debe a que el sistema ha hecho un trabajo articulado de debilitamiento y conforme pasa el tiempo es absorbida lentamente con tendencia a la desaparición. Parece cruel, pero es la verdad. Tan solo el hecho de tener el gobierno implicado en asuntos de lesa humanidad, nos marca las pautas para decir que el movimiento de lucha articulado se ha debilitado y retrocedido.

Por otra parte creo que aun en la población están presentes los periodos de represión y militarismo, pero ese recuerdo lo utiliza como sumisión y no como un instrumento de lucha. Por ejemplo después de la firma de los acuerdos de paz, como parte de la agenda de pacificación, se planteó la consulta popular para que el pueblo decidiera si se hacían cambios en la constitución. El sector interesado en que las cosas sigan igual decía a la gente que si votaban por el sí, regresarían los tiempos de las masacres, entonces la gente optó por mantener las cosas igual y dijo no a las reformas.

Por otro lado para mí esta claro que es el sistema mismo el encargado de generar tanta zozobra en la población, y luego plantear que ellos tienen la solución en sus manos, ofreciendo mano dura para resolver el flagelo de la delincuencia. La gente cae en el juego político de siempre y encuentra en el discurso barato, una luz entre tanta oscuridad y de nuevo dicen sí, a lo mismo, posiblemente para caer a lo peor.

Volviendo a la medicina ancestral, ¿su aplicación y tratamiento resulta económicamente accesible para los pacientes?

De hecho, la medicina ancestral en los viejos tiempos era accesible para todos, porque su sustento no era planteado por condición económica. Hoy día las cosas han cambiado mucho, algunas para bien y otras para mal. Sin embargo cuando hablamos de recuperar valores también esta implícito tal vez, el hecho de aprender de nuevo a que muchas de las soluciones de nuestros problemas de salud están en mi ser, en mi condición cultural, en mi contexto en relación con mis semejantes, en mi jardín y en el campo. Entonces si trabajamos en la prevención resulta ser más barato que la curación. Ahora bien, usted se preguntará, ¿y entonces de qué vive José Linares y el grupo?

Le contaré un caso en particular: Un paciente del Quiche, tenía sinusitis aguda y el médico le dijo que tenía que operarse y el costo era de Q.10, 000.00. Él acudió a nosotros. El tratamiento sin operación duró 30 días y el costo fue de Q.4, 600.00. Por supuesto que la medicina natural no es mágica, es un concepto de vida que el ser humano debería de aplicar en todas las etapas de forma consciente.

¿La Asociación ASORAIZ, recibe alguna ayuda estatal?

Absolutamente no. En su mayoría los servicios que prestamos a la población son recursos que obtenemos de la venta de nuestros productos y de nuestros servicios profesionales que de manera individual generamos. Es decir que un porcentaje de nuestras ganancias las dedicamos a estos servicios. El resto es para nosotros y nuestras familias. Este año empezaremos a tocar puertas para hacer posible el seguimiento del proyecto, ya que la situación económica es complicada para sobrevivir solo con nuestros recursos.

¿Cómo y con qué facilidades, podría contar un paciente extranjero, para someterse a un tratamiento?

A nivel internacional puedo decirle que no tenemos experiencia, debido a las limitantes que el propio sistema de globalización impone para mantener intactos los privilegios de unos cuantos. Sabemos que personas con familiares en Estados Unidos, envían nuestros tratamientos pero ignoramos los mecanismos. El mayor problema es que nuestros productos no tienen patente, no porque sean malos, sino por lo expuesto anteriormente. Patentar un producto en nuestro país, representa costos altísimos. Y si atenta con el interés de alguien influyente no se puede hacer nada. Esto no quiere decir que algún día no lo logremos.

Puesto en línea por SurAmericaPress, el 03/03/2012

Una risposta a “GUATEMALA: Medicina ancestral alternativa

  1. Muy interesante este recurso de medicina alternativa. Siempre las opciones naturales son muy buenas, aunque en muchas oportunidades limitada, especialmente a la hora de una intervención profunda. En cualquier caso nuestras mas sinceras felicitaciones a los promotores de este proyecto tan hermoso y caritativo. Aprovecho para lanzar una inquietud. Cómo hacen para tratar los casos de enfermedades o afecciones de la vista, como por ejemplo miopias, presbicias etc? Como atienden estos casos especiales para oftalmólogos y optómetras?
    Nuevamente nuestras felicitaciones por su gran labor.

Lascia un commento

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...