VENEZUELA: Los resultados de las primarias dejan muchas dudas en su escrutinio

La oposición luego de 13 años reconoce que hay Democracia en Venezuela

por Diego Olivera

El 12 de febrero se realizaron las elecciones primarias de la denominada Mesa dela Unidad Democrática(MUD), donde este sector político de la oposición, presentó sus candidatos a presidente, gobernadores y alcaldes, elegidos a través del voto de sus partidarios, luego de varios meses de organizar esta jornada electoral, con debates si era por voto individual o consenso, con la renuncia del candidato Leopoldo López a favor del candidato elegido porla MUD, Henrique Capriles Radonski, con varios desacuerdos, como que el candidato Diego Arria que se negó a firmar el acuerdo con el  Consejo Nacional Electoral (CNE), “porque era legitimar al gobierno del presidente Hugo Chávez”. La solicitud de apoyo de la mesa directiva de la MUD, al CNE y al Plan República (resguardo de los militares) que se encarga de los centros de votación y traslado de las urnas de votos a la sede central de votaciones, en este caso la mesa electoral de la propia MUD, este mecanismo electoral arrojó que; que ese domingo votaron 3 millones 40 mil 449 venezolanos el total de personas, según el 99% de las actas escrutadas. De ese total de votos, 1.900.528 votos (64,2%) corresponden a Henrique Capriles Radonski.

De esta visión muy general de una votación de 10 horas, surgieron elogios de los candidatos y dirigentes dela  MUDal CNE y al Plan República, como actores principales en esta jornada comicial, ampliando sus discursos a un triunfo de la Democracia venezolana, que los ciudadanos votaron democráticamente y que todos los los canales privados, incluido CNN, pudieron cubrir en vivo y directo el acto electoral. Este reconocimiento al modelo democrático venezolano, rompe con 13 años de omisión frente a los comicios más limpios y adelantados del continente, inclusive del mundo, aprobados en misiones dela ONU, OEA, Centro Carter, MERCOSUR, así como por cientos de medios de prensa acreditados en más de una década. Reconocer hoy al CNE y al Plan República, ha sido una desmitificación a los miles de mensajes diciendo que el presidente Chávez era un dictador, que no había libertad de expresión y prensa, hasta se olvidaron de hablar de sus presos políticos, que indudablemente nos los hay.

Contradicciones y suspicacias ponen en duda los 3 millones de votos

La idea del artículo no es de hacer de abogado del diablo, pero si tratar de entender o plantearnos algunas interrogantes. ¿ Por qué acudir al CNE para realizar los comicios y no aceptar las captahuellas? ¿Cómo no exigir el dedo manchado con tinta como ejemplo de su voto? ¿Cómo destruir en 48 horas las actas de los votantes, cuando estas normas aplicadas en decenas de elecciones han sido garantía de transparencia, porque con ese mecanismo no hay posibilidades de votos dobles, como muchas veces ha pasado que la misma persona votara en distintos circuitos y muchas se detectaron hasta cédulas de personas fallecidas ejerciendo su voto? El no aceptar estas normativas y al haber lamentablemente aceptado el CNE de manera ingenua, que se pudiera realizar comicios sin estas garantías, deja a la duda de si son reales estos votos, como los ha manifestado los seguidores de Pablo Pérez candidato dela MUD, que quedó en segundo lugar y el ex izquierdista Pablo Medina que manifestó que hubo fraude.

Por su parte los sectores del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), pusieron en duda la participación de 2 millones 904 mil votantes en el proceso de primarias que se llevó a cabo el domingo para escoger a los candidatos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

El primer vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello, dijo que las cuentas no daban y señaló que los resultados del evento era un tema que interesaba sobre todo a los adecos y no al partido rojo. Cabello dijo: “La cuenta es muy sencilla, pongamos 8 mil máquinas, pongamos 10 horas de votación, pongamos que se tardaron un minuto para votar (…) para 2 millones 904 mil debe pasar alrededor de un minuto 15 segundos. Damos un ñapa y no le cuadran los números. Todos hemos ido a votar, saquen cuentas.

“Esto es un proceso donde ellos están hablando de quemar los cuadernos y eso es absurdo. Hay mesas donde supuestamente votaron 900 personas, eso crea suspicacias y eso a nosotros no nos importa (…) pareciera que le cayeron a coba a algunos sectores de la oposición, a los adecos que inventaron aquello de que ‘acta mata voto’ y ahora los agarraron a ellos y le hicieron una maldad”. “Los resultados que se dieron son los que el CNE asume sin tener ningún tipo de control. No hubo las captahuellas. No existen los cuadernos de votación y tampoco el uso de la tinta que en elecciones normales sirven para dar pulcritud y transparencia a los resultados. Es prácticamente imposible ¿Cuánto tiempo pasa votando una sola persona de la tercera edad? Hasta 8 minutos… Es mentira que en un minuto 15 pudieron votar… “, agregó

Cabello indicó por último que AD y Copei creyeron en un proceso donde “seguramente vieron que no se les jugó limpio. El puntofijismo venía con plomo en el ala y ahora le dieron el último palazo (…) Esos números deberían revisarlos son los adecos”. Además Indicó que con la participación dela Fuerza Armadaen los comicios y la organización del CNE  “se cae el tema de que aquí hay una dictadura (…) la oposición debió reconocerlos (…) ojalá que ese reconocimiento se mantenga hasta el 7 de Octubre”.

La MUD informa desde Miami la destrucción de las actas (que coincidencia)

El anuncio de la coalición opositora MUD en Miami tiene lugar luego de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela ordenara hoy que no se destruyeran esas actas electorales, debido a que uno de los candidatos municipales de la oposición presentó un recurso de amparo. “Nosotros no conocíamos la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TJS) cuando destruimos las actas”, dijo a EFE el presidente de la comisión electoral dela MUDde Miami, Alexis Ortiz.  Además explicó que procedieron de esa forma porque “era la instrucción que tenían de la comisión electoral nacional desde hace varias semanas y que conocía perfectamente el Consejo Nacional Electoral (CNE) de la nación suramericana. “La destrucción del material electoral se hizo para proteger el secreto del voto y a los ciudadanos que participaron en las elecciones primarias porque sabemos que la intención del Gobierno era hacer una lista para reprimir a los venezolanos”.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela ordenó que no se destruyeran las actas electorales después de que el candidato municipal Rafael Andrés Velásquez presentara un amparo bajo el alegato de sentirse perjudicado por el recuento de los votos, no fue con el objetivo de perseguir a ningún opositor, sino garantizar la limpieza del escrutinio. Además algo curioso en estos comicios primarios, a las 6 de la tarde en CNN en un programa de la periodista Patricia Jianot, con la presencia del politólogo Nickmer Evans, anunciaba un empate técnico entre Henrique Capriles Radonski y el Gobernador Zuliano Pablo Pérez, y en la noche anunciaban que la diferencia era un millón de votos, como dicen los venezolanos que “las brujas no existen, pero de que vuelan, vuelan”.

Publicación Barómetro Internacional, 16-02-12

Lascia un commento

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...