ARGENTINA: Cristian Ferrerya, campesino miembro del MOCASE asesinato

Envío especial para los suscriptores argentinos, medios alternativos y organismos de solidaridad.
18 de noviembre de 2011

Enviado por SERPAL –  Servicio de Prensa Alternativa   

“Creyeron que te mataban
…y lo que hacían era enterrar una semilla

Amigas, amigos,
Les adjuntamos una crónica de nuestra redacción relacionada con el asesinato del joven campesino santiagueño Cristian Ferrerya, miembro del MOCASE-VC,  Movimiento Campesino de Santiago del Estero.
Añadimos un extenso artículo publicado por la revista “MU”  en el año 2008: “La peste soja/ viaje al corazón del MOCASE” – que incluye referencias al contexto del grave suceso criminal, prologado por años de amenazas y agresiones de todo tipo contra quienes viven y trabajan sus tierras en esa provincia norteña.
Un saludo, Carlos
SERPAL, Servicio de Prensa Alternativa

—————————————————————————————————————–

Un sicario del productor sojero Jorge Ciccioli es señalado como responsable del asesinato del joven Cristian Ferreyra, de 25 años, miembro del MOCASE, Movimiento Campesino de Santiago del Estero.  

Según las informaciones disponibles, Francisco Javier Juárez llegó en una motocicleta a una vivienda situada en el paraje San Antonio. Allí disparó el arma que portaba contra Darío Godoy y luego contra Ferreyra. El parte policial indica que ambos fueron trasladados al hospital de Monte Quemado, donde se comprobó el fallecimiento de Ferreyra quien se desangró a raíz del impacto recibido. Godoy, también miembro del MOCASE, fue trasladado al Hospital Regional de Santiago del Estero. 

Cristian Ferreyra nació y vivió en ese paraje San Antonio, y ejerciendo el “derecho veinteañal” que fija el Código Civil trabajaba esas tierras como antes lo habían hecho sus ancestros. Allí vivía con su compañera, Beatriz y un hijo de dos años. 

Frecuentemente, empresarios sojeros o que pretenden explotar tierras en la provincia de Santiago del Estero, amenazan a los campesinos, destruyen sus viviendas, dañan sus cultivos o matan a sus animales. El objetivo es “limpiar” y apropiarse de tierras que por lo general, son trabajadas desde hace muchos años por familias campesinas. 

El comunicado del MOCASE- Vía Campesina afirma que desde hace dos años la comunidad de San Antonio viene denunciando que empresarios que pretenden las tierras comunitarias vienen amenazando y agrediendo a los campesinos. Añade la organización: ” “Esto ocurre con complicidad y alevosía de parte de autoridades provinciales y funcionarios del Poder Judicial e instituciones como la Dirección Provincial de Bosques, que autorizó desmonte en un lugar donde viven familias campesinas indígenas de varias generaciones. A todos ellos los hacemos responsables directos del asesinato de Cristian”.  Explican también que “las tierras ancestrales, que familias rurales y originarias habitaron durante generaciones, comenzaron a ser pretendidas por empresarios a medida que la frontera agropecuaria, principalmente para plantaciones de soja, comenzó a expandirse.” 

El periodista Darío Aranda en un artículo publicado hoy en el diario “Página 12” indica que el avance del monocultivo y la devastación de bosques tienen directa relación con el desmonte de más de medio millón de hectáreas entre 2003 y 2007. Y recuerda que la soja transgénica con uso intensivo de agrotóxicos fue autorizada en 1996, cuando abarcaba una superficie de 6,6 millones de hectáreas en todo el país. En 2000 ya había trepado hasta las 10,5 millones. Y en la actualidad cubre 19,8 millones de hectáreas, el 56 por ciento de la tierra cultivada de la Argentina, 50 millones de toneladas de soja. El geógrafo y docente Marcelo Giraud analizó el avance agropecuario en Santiago. En 1996, en la provincia había sólo 95 mil hectáreas con soja. En 2008 había saltado a 629 mil hectáreas y dos años después, en 2010, al record de 1,1 millón de hectáreas. “En sólo dos años aumentó un 75 por ciento”, afirmó. La ONG Red Agroforestal Chaco Argentina (Redaf) publicó el relevamiento “Conflictos sobre tenencia de tierra y ambientales en la región del Chaco Argentino”. Hasta octubre de 2010 había contabilizado 164 conflictos de tierras y ambientales, casi 8 millones de hectáreas. Finalmente la nota del diario porteño recuerda que “en sólo dos años fueron asesinados cuatro militantes por la defensa del territorio. El 12 de octubre de 2009 ejecutaron en Tucumán al diaguita Javier Chocobar. El 13 de marzo de 2010 falleció de un paro cardíaco frente a una topadora la campesina santiagueña Sandra “Ely” Juárez. El 23 de noviembre de 2010 fue asesinado en un corte de ruta el qom de Formosa Roberto López. El miércoles, la lista sumó a Cristian Ferreyra. En ningún caso están detenidos los autores materiales ni intelectuales de los crímenes.”   

El informe policial, citado por la agencia Telam, indica que Carlos y Mario Abregú, Hugo Juárez, y Walter Juárez se encuentran detenidos por su presunta vinculación con el crimen. El juez que interviene, Alejandro Sarria Fringes, también libró orden de detención para Francisco Javier Juárez señalado como autor de los disparos, así como la del empresario sojero Jorge Ciccioli, domiciliado en Cañada de Gómez, Santa Fé, como “supuesto partícipe secundario en todos los delitos investigados”. ( Francisco Javier Juárez es empleado del empresario ).  Al momento de redactar esta crónica, fuentes policiales indicaban que había sido detenido Francisco Juárez y trasladado a la capital provincial. 

El comunicado del MOCASE había indicado que en varias oportunidades el empresario sojero había amenazado públicamente que mataría a un campesino del MOCASE para que dejen de “molestar”. También recuerdan que desde los territorios campesinos se vienen denunciando los reiterados atropellos y apuntan que “el juez penal Alejandro Sarria Fringes de la localidad de Monte Quemado, tiene ya varias denuncias y no hizo nada para detener la escalada de violencia que impera en la zona”. 

En Santiago del Estero y en Buenos Aires, hubo actos y marchas de protesta. Los manifestantes exigieron justicia y cuestionaron duramente al gobierno provincial de Gerardo Zamora ( de extracción radical, que dice acompañar el proyecto del gobierno nacional ).  Por su parte Diego Montón, del Movimiento Nacional Campesino e Indígena afirmó: “El agronegocio se cobró otra vida campesina, esta vez la de un joven militante. No es posible la convivencia con el agronegocio, su lógica es de muerte y lucro, es un modelo donde no hay lugar para la vida”.

“La peste soja/ viaje al corazón del MOCASE” (en PDF)

Lascia un commento

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...