CHILE: Helicópteros militares aterrizaron en colegio de región de Valparaíso

por Andrés Figueroa Cornejo

Si un helicóptero fue avistado el día previo al desembarco militar en el colegio, es difícil considerar el incidente como un accidente, un imponderable, un puro error. Más todavía en el contexto de lucha que protagoniza el movimiento estudiantil del país. Supuestamente, los ejercicios y procedimientos militares se realizan sobre una hipótesis bélica. ¿Tampoco sabía nada el Presidente Sebastián Piñera, ni el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, ni el de Defensa, Andrés Allamand? ¿El “Partido militar” de Chile, en medio de amenazas gubernamentales de la aplicación de la Ley de Seguridad Interior del Estado (impuesta también durante el período de la Concertación), está practicando “por si acaso”?

El 19 de octubre de 2011 un helicóptero del ejército sobrevoló el Liceo Agrícola de Longotoma, en territorio rural de la Ligua, comuna de la región de Valparaíso. Al día siguiente, el 20 de octubre, en medio de un ejercicio de guerra, un grupo de la Brigada de Operaciones Militares que se desplazaba en la zona y a través de dos helicópteros aterrizó en el mismo colegio de secundaria. Esta vez, los uniformados apuntaron con armamento bélico a dos alumnos en práctica y un profesor.

Nadie sabía de qué se trataba ni había sido informado. Ni la policía del sector, ni las autoridades municipales y locales y menos la comunidad del establecimiento escolar.

Frente al liceo hay una escuela pública de primaria donde, sincrónicamente mientras ocurría la ocupación del colegio, soldados de civil solicitaban alimento.

De acuerdo a versiones ofrecidas por periodistas de radio Bío-Bío (única emisora nacional independiente de Chile), un testigo de los acontecimientos indicó que “luego cerca de un río que limita con la escuela, se escuchaban disparos que según ellos eran armas de salva”.

La directora del liceo de Longotoma, Marcela Peñailillo, informó que ya fue interpuesta una acción legal en la fiscalía correspondiente. El comandante de la Brigada de Operaciones Especiales que actuó en el establecimiento educacional se disculpó personalmente ante la directora, excusando el hecho. Por su parte, el Ejército explicó que “en el contexto en que se desarrollaba un ejercicio aeromóvil militar en la Zona General de Longotoma, dos helicópteros se posaron y procedieron a desembarcar una agrupación de soldados en terrenos de propiedad del Liceo Agrícola de la localidad (…), sin previa autorización de la Dirección.”

Si un helicóptero fue avistado el día previo al desembarco militar en el colegio, es difícil considerar el incidente como un accidente, un imponderable, un puro error. Más todavía en el contexto de lucha que protagoniza el movimiento estudiantil del país. Supuestamente, los ejercicios y procedimientos militares se realizan sobre una hipótesis bélica. ¿Tampoco sabía nada el Presidente Sebastián Piñera, ni el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, ni el de Defensa, Andrés Allamand? ¿El “Partido militar” de Chile, en medio de amenazas gubernamentales de la aplicación de la Ley de Seguridad Interior del Estado (impuesta también durante el período de la Concertación), está practicando “por si acaso”?

Que no exista el miedo y que se apresure la organización de la sociedad civil. Una golondrina no hace verano, pero en este caso, funciona como señal de desesperación premeditada.

Que no exista el miedo y que se apresure la organización de la sociedad civil.

Puesto en línea por SurAmericaPress, el 26 Octubre de 2011

Lascia un commento

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...