MEXICO: Hay que exigir justicia por las periodistas Rocío González Trápaga y Marcela Yarce Viveros

¡JUSTICIA ES LO PRIMERO! ¡NO MÁS IMPUNIDAD!

CARTA ABIERTA A:
*Marcelo Ebrard Casaubón, Jefe de Gobierno del DF
*Miguel Ángel Mancera, titular de la PGJDF
*Amigos lectores de Ciudad Capital

La indignación no basta. Hay que exigir [y otorgar] ¡Justicia! Pero pronta y expedita. Castigo a los responsables; no chivos expiatorios. Más tratándose de víctimas que en vida ejercían la libertad de expresión, como parte de una profesión catalogada ahora de peligrosa en México.

Mínimamente, la autoridad debe responder esclareciendo los asesinatos de las periodistas, Rocío González Trápaga y Marcela Yarce Viveros. Más por la urgencia de los casos. Ni se diga que es lo menos a esperar de un gobierno autodefinido “de izquierda”, en el marco de un Estado de derecho. Y en respuesta al derecho humano más trascendental: el del respeto a la vida.

Los arteros crímenes de las periodistas, Rocío González Trápaga y Marcela Yarce Viveros, encontradas en la demarcación de Iztapalapa —la zona más poblada de la ciudad capital—, en el Distrito Federal, han sacudido e indignado a la comunidad periodística de México y del mundo.

No es para menos. Desde que se instaló en el país la “guerra contra el narcotráfico” arreciaron también los ataques a los periodistas; de 2006 a la fecha. Algunos datos refieren 74 asesinados. Reporteros sin Fronteras lleva el recuento de que son 80. Es decir, 80 profesionales de la información que han caído ultimados en todo el país.

Y los culpables son, se dice desde el gobierno federal, los delincuentes miembros de alguno de los carteles de las drogas. Pero está más que demostrado —más allá de la estadística— que hay autoridades de por medio; es decir, que en las agresiones a periodistas, principalmente reporteros de medios impresos y de la fuente policiaca, hay más delincuentes de “cuello blanco” interesados en evitar la denuncia pública, que integrantes de las bandas del crimen organizado.

Suena extraño pero no lo es. Hay varias razones que lo explican. Entra otras, las siguientes:

1) Porque no habría florecimiento de ninguna actividad ilícita en el país sin la protección, cobijo o participación, de autoridades en cualquier nivel imaginable desde el gobierno. El crimen organizado es un síndrome de la descomposición del propio sistema, o una corrosión de fondo del mismo.

2) Un clima de violencia que atrae o llama a más violencia. O lo que es lo mismo, con agresión no se resuelve otra agresión, sino todo lo contrario: aumenta. Con el “ojo por ojo” todos quedan tuertos.

3) Cuando la impunidad está presente ya de tiempo atrás, se acrecienta en tanto los crímenes desbordan las propias indagatorias. Si no es que el ministerio público se muestra ineficiente.

4) El ambiente de violencia se aprovecha para, en ejecución de algún delito, escudarse culpando a otros señaladamente responsables. En este caso, el crimen organizado que comete asesinatos sin piedad.

Luego entonces, la impunidad no puede ni debe servir de pretexto. Así sea en un ambiente de guerra. Porque México padece una guerra, por la pretensión de contener al crimen organizado solo mediante la confrontación de las armas.

Y el ejercicio de la profesión periodística está amenazado por dicha guerra. Pero la libertad de expresión, por el compromiso con la sociedad en estos casos, seguirá pase lo que pase. Hoy por unos, mañana por todos.

Por eso es que la solidaridad en México y en el mundo, desde los profesionales de la comunicación y de la sociedad civil, no se ha hecho esperar en el caso de los viles asesinatos de las periodistas Rocío González Trápaga y Marcela Yarce Viveros. Compromiso para el Jefe de Gobierno del DF; ardua tarea para el titular de la Procuraduría General de justicia del DF.

Esclarecer de manera convincente los hechos y castigar a los responsables. Es lo menos que debe otorgar la autoridad del Distrito Federal, a los periodistas de México y del mundo, y a la sociedad en general. Porque la justicia es primero. ¡No más impunidad!

Atentamente
Salvador González Briceño
Director General de Ciudad Capital

Lascia un commento

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...